Vandana Shiva ¿Que opina de Xochimilco?   Leave a comment

Publicado 9 enero, 2017 por terraprema en Desarrollo Rural y Sustentabilidad

Reflexión – Xochimilco   Leave a comment

Publicado 23 noviembre, 2016 por terraprema en Desarrollo Rural y Sustentabilidad

SoyXochimilco !!!   Leave a comment

Publicado 9 noviembre, 2016 por terraprema en Desarrollo Rural y Sustentabilidad

Carta a M – El árbol   Leave a comment

Xochimilco CDMX,

Octubre 2016

El árbol que me trajo de regreso a casa

En Xochimilco existe un árbol que se sembró cuando Cuauhtémoc vino a solicitar ayuda para hacer frente a los españoles; sin embargo, como ya sabemos fue inevitable la matanza y sometimiento de todos los pueblos del valle de México. Los chinamperos de nueva cuenta alimentaron a la ciudad. Pasarón los años y de manera secreta fue cuidado ese árbol por nuestros abuelos. Actualmente ese sabino es gigante y hace no menos de veinte años, muchos de nosotros tuvimos la oportunidad de trepar en sus ramas y jugar a meternos en sus huecos después de tomar las clases de catequismo. Hoy el acceso esta restringido y solo es posible disfrutar verlo en la plazuela del Barrio de San Juan, muy cerquita del embarcadero Fernando Celada.

Recuerdo que cuando cercaron “el sabino” estaba por terminar la carrera de Medicina Veterinaria y salí de Xochimilco para hacer mi servicio social en los alrededores del rió Lacantún en Chiapas, ya muy cerquita de Guatemala. Después de estar ocho meses en la frontera tenia el corazón tan lleno de la selva, que me ahogo un sentimiento de nostalgia y sobre todo la pena de no haber conocido más gente y más lugares. Las beca para estar en las comunidades había terminado era inevitable estar en la Universidad para entregar el reporte y finalizar los tramites de titulación.

Con el pretexto de pasar por documentos de técnicas de silvopastoreo en la costa de Chiapas, revise el fondo de la mochila para recoger hasta la última moneda y con cálculos muy rápidos tenia el dinero suficiente para comer tortas de plátano, llegar por los papeles y tal vez pasar un día en el mar muy cerquita de Cintilaba. Sin pensarlo más me subí a un camión de carga que llevaba frijol y plátano que iba para haya y para la media noche estaba llegando a Tonalá, muy cerquita de Arriaga a las oficinas de SAGARPA. Pase la noche en la estación de trenes.

Muy temprano estaba en las oficinas para pedir informes. El único que estaba era un ingeniero agrónomo quien me platico sobre los trabajos que estaban realizando en la zona y quien amablemente me dio rumbo para la playa. Ya para la tarde estaba llegando a Puerto Arista, conforme caminaba escuchaba el choque de las olas con más claridad. Llegue ya sin luz a una casa enfrente de la playa en donde me vendieron un poco de comida y me dejaron montar la tienda de campaña. “… Aquí enfrente, o donde usted quiera mijo toda esta playa es muy bonita y segura…”

Por la mañana hice nuevos cálculos del dinero que al final resulto en una semana que se fue rapidísima. Todos los días fue estar de arriba para abajo con los pescadores y sobre todo estar metido en el mar. Ahí por primera vez ví delfines tan de cerca como quien va a cruzar un semáforo. Al final de la semana hice camino a Arriaga para tomar el tren que viaja a Veracruz por ciento cincuenta pesos y transbordar a otro que viajaba para la Ciudad de México por cien pesos. Ese mismo año se privatizaron los ferrocarriles. 

A la media noche paso el ferrocarril repleto de gente y bultos que venia de Tapachula, me subí a un vagón y ya muy cansado, requemado de tanto sol y con el cabello enredado y crecido de esos meses, me acomode como un animalito encima de unos costales de maíz y me quede profundamente dormido. Con el calor del maíz y el sonido del pasar de los durmientes sentí un arrullo como si estuviera dentro del vientre de mi madre y escuchara su corazón. Regresaba a la Ciudad de México para verla.

Antes de amanecer me despertó una lampara que deslumbraba mi cara, era un oficial de migración de Juchitan en Oaxaca. – “joven, su identificación por favor” – busque mi cartera y saque mi credencial de estudiante, apunto su lampara sobre ella y luego sobre mi cara para soltar una risita –  “… joven, usted no es este, usted es un mal viviente que le robo la credencial a alguien, baje del ferrocarril… ” – Sin dejarme decirle nada me tomo de la muñeca y me esposo las dos manos y a empujones a penas y pude agarrar mi mochila.

Me hicieron caminar a un microbús con rejas en donde ya había como treinta personas. A los pocos minutos entro otro oficial para pedir “una cooperación” para que siguiéramos nuestro camino. Estaba casi al final de los asientos y mire como uno a uno de los compas iban saliendo del micro con un billete en la mano. Al final me quede solo, y extrañado el oficial me dijo “…y usted joven no se haga, ya me dieron su credencial falsa y no le va a gustar quedarse aquí, más vale que coopere o llamo al comandante…”.  Le dije que iba para mi casa a la Ciudad de México y que no iba a darles ni un centavo, que de todas maneras no tenia dinero y que le hicieran como quieran. Respondió,    … Así, conque muy broncudito “el chapin”, pues se las va a arreglar con el comandante…”.

Salió el oficial y al poco rato entro otro oficial, bajito, gordito y bigotón como el típico policía de las películas de Damian Alcazar. – “ A ver joven, ya no diga mentiras, mejor coopere y siga su camino” – Le comente que estaba terminando el servicio social, que era estudiante de veterinaria y que estaba regresando a mi casa a la Ciudad de México, con una risa burlona se me quedo viendo

  • “Ahhhh mireeeee, conque vive en la Ciudad de México, pues vamos a ver, en que parte vive”-
  • “Vivo en Xochimilco” – 
  • “Ahhhh en Xochimilco, mireeeee, pues en que parte de Xochimilco” –
  • “En el centro de Xochimilco” – 
  • “Ahhhh, en el centro, pero que parte del centro, o como se llama el pueblo o la colonia” –
  • “ Son Barrios señor, vivo en el Barrio de San Juan”
  • “Ahhhh, San Juan, mireeeee, pero ese Barrio de San Juan como es”
  • “Pues todos los barrios de Xochimilco tienen su iglesia y su plazuela”
  • “Pero que caracteriza a ese Barrio de San Juan”-
  • ¿Como que que lo caractreiza?-
  • Si, si, que hace especial a ese barrio de San Juan de otros barrios
  • ¿No entiendo?
  • Si, ¿que tiene de especial esa iglesia?, ¿que hay ahí?, un monumento, un reloj o algo.
  • Pues ya le dije que tiene su plazuela, tiene un árbol muy grande que le dicen “el sabino”.

Se me quedo viendo como reconociendo a un familiar, al mismo tiempo que se le dibujaba una sonrisa y moviendo su cabeza de un lado al otro

  • Ya ni la chingas, ve nomas como andas, de veras que ni me la creo, yo soy de Nativitas (donde esta el mercado de plantas de Xochimilco) Somos paisanos carajo.

Me dio una palmada, saco su llavero, me quito las esposas y me dio veinte pesos.

  • Ten para que te compres algo en el camino. iCarajo oficial!, es mi paisano, dele su credencial y tú apura a subirte al tren que ya esta moviendose.

Avente mi mochila al vagón en movimiento y un “chapin” de los que había estado en el microbús me tenido la mano para subirme al tren. – “casi te quedas patojo”- .

Recuerdo haber llegado a Veracruz en la tarde, camine para el puerto y con los veinte pesos me fui a tomar un cafe lechero a “la Parroquia”. Al día siguiente ya entrada la noche estaba tocando la puerta de mi casa en Xochimilco.

Publicado 5 noviembre, 2016 por terraprema en Cartas a "M"

De la Tierra, la Vida   Leave a comment

Publicado 22 septiembre, 2016 por terraprema en Desarrollo Rural y Sustentabilidad

Agricultura Biointensiva – Latinoamerica   2 comments

Juan Manuel Martinez – The Biointensive Method in Latin America from Ecology Action on Vimeo.

Publicado 5 julio, 2016 por terraprema en Desarrollo Rural y Sustentabilidad

Grow more food with less water   Leave a comment

Low Natural Rainfall Farming with John Jeavons from Ecology Action on Vimeo.

Publicado 5 julio, 2016 por terraprema en Desarrollo Rural y Sustentabilidad